Antes de morir, esta anciana escribió quién era realmente. Cuando la enfermera encontró su nota, se quedó sin palabras

Al rededor del mundo, diariamente en las casas de asistencia para ancianos hay decesos; del mismo modo, estos esperan ansiosos la visita o llamada de algunos de sus seres queridos.  
Sin embargo, la mayoría vive el abandono y el olvido de aquellos por los que siempre habían vivido.
Flickr


Muchos de estos viejecitos al sentirse abandonados y estando con su soledad, crean en su corazón resentimientos, de enojo y frustración. En muchas ocasiones, las enfermeras piensan que estos ancianos, solo están esperando que la muerte llegue por ellos para poder así liberar toda esa amargura acumulada por todo el tiempo de abandono.

Al fallecer alguno de estos inquilinos y limpiar la habitación se han encontrado cosas que han dejado sorprendidos a muchos, este es un ejemplo desgarrador del dolor y sufrimiento por la espera de una cita que nunca llegó, causando indignación a algunas de estas enfermeras



Al sacar las cosas de Victoria, dentro del ropero pegado al fondo de una de las paredes, encontraron una hoja que tenía escritas algunas palabras:


¿Qué veis , enfermeras? ¿Qué veis?
¿Qué piensan cuando me ven?
Una vieja cascarrabias, no muy lista.
Al que la comida se le cae por  los labios y nunca responde.
A la que le gritas: „Al menos podría intentarlo“.
Que parece no darse cuenta de las cosas que hacéis.
Y que siempre pierde algo. ¿Un calcetín o un zapato?
Que ocupa sus largos días en la cama o en el baño.
¿Es eso lo que pensáis? ¿Es eso lo que veis?
Pues entonces abrir los ojos, enfermeras, vosotras no me veis.
Os diré quién soy, ahora que estoy sentado
haciendo lo que siempre me dices y comiendo cuando me lo pides:
Soy una niña de 10 años, con padre y madre,
hermanos y hermanas, que se quieren.
Una chica de 17 con alas en los pies,
que sueña con encontrar pronto el amor.
Una enamorada de 20, al que el corazón le brinca.
Que recuerda los votos que prometió cumplir.
Que con 25 ya tiene sus propios niños,
A los que ha de guiar y dar un seguro hogar.
Una mujer con 30, cuyos hijos crecen rápido.
Unidos los unos a los otros con lazos que han de durar.
Con 40, mis jóvenes hijos han crecido y se han ido.
Pero mi esposo está conmigo para ver que no entristezco.
Con 50 vuelven a jugar bebés en mi regazo.
Volvemos a conocer a niños, mi amor y yo.
Días oscuros sobre mí, mi esposo ha muerto.
Miro al futuro y me pongo triste.
Y pienso en los años y en el amor que conocí.
Yo soy ahora una vieja. La naturaleza es terrible.
Me río de mi edad como un idiota.
Mi cuerpo se viene abajo. Gracia y fuerza se despiden.
Ahora solo queda una piedra, donde latía un corazón.
Pero en esta vieja carcasa aún vive una mujer joven.
Y mi maltrecho corazón se hincha.
Me acuerdo de las alegrías, me acuerdo de las penas.
Y vivo y amo, todos los días.
Pienso en los años, tan pocos y que se fueron tan rápido.
Acepto que la vida no es para siempre.
Por eso, gente, ¡abran sus ojos, abran sus ojos y vean!
Nada de vieja cascarrabias.
Mirad más de cerca. ¡Vedme a MÍ! 
Y recuerden esta carta la próxima vez que estén con una persona mayor.


Flickr / Addie VanDreumel

Casi nunca nos detenemos a pensar lo hay detrás de una persona mayor y el dolor que los pudo haber marcado, olvidamos también que ellos solo quieren el descanso eterno y reunirse con alguno de sus seres amados, en muchas ocasiones solo los abandonamos y nos olvidamos de todo lo que nos han brindado; el esfuerzo, la dedicación y el amor que han puesto para darnos lo que nos faltaba. 

Quizás esta carta nos ayude a tomar consciencia sobre las personas mayores, recuerda que todos llegaremos al mismo lugar. Por favor,  compártela.

No olvides apoyar con un "like" para que más personas la lean y generemos mayor consciencia y amor por las personas mayores. 


Redacción Luisa Ruiz para Porquenosemeocurrio

Créditos: Newsner / Nolocreo





Vía: www.porquenosemeocurrio.com
Antes de morir, esta anciana escribió quién era realmente. Cuando la enfermera encontró su nota, se quedó sin palabras Antes de morir, esta anciana escribió quién era realmente. Cuando la enfermera encontró su nota, se quedó sin palabras Reviewed by Frikies Bookies on 0:51 Rating: 5

No hay comentarios